¿Consideras el Embudo de Ventas cuando fijas tus objetivos de marca?.

Si tu respuesta es “no”, entonces, es hora que sepas que el embudo de ventas es lo que debes considerar cuando abordas o tomas contacto con tus potenciales clientes.  

Porque básicamente  el proceso de compra es así,  tal cual, como un embudo: empieza ancho arriba y termina angosto abajo.  Por lo tanto, ¡debes llegar a muchos potenciales clientes para que finalmente, solo algunos, se conviertan en tus clientes!. 

Volvamos a tus objetivos de marca.  Quizás algunos de ellos puedan ser (por ejemplo)  cerrar una venta; que se inscriban a tu taller o curso;   lograr un registro o que visiten una determinada página de tu sitio web. O simplemente, que coticen un producto determinado, por dar algunos ejemplos…

Pues bien, en Marketing y Ventas, existen 3 etapas en el embudo: Tope, Medio y Fondo. En estas 3 etapas debes abordar a tus potenciales clientes con distinto contenido y a la vez, con distintas estrategias, de una manera planeada y con procesos establecidos. 

Profundicemos un poco más…

El Embudo de Ventas y sus Etapas 

El embudo de ventas, como hemos mencionado, consta de 3 etapas.  Veamos de qué se trata cada una:



  • En el TOPE DEL EMBUDO, tus potenciales clientes  tienen curiosidad sobre un tema, pero todavía no saben bien o no han descubierto con claridad de qué se trata el problema que tienen. Acá es cuando debes educarlos, ayudándolos a descubrir algo que desconocen (ej. por medio de tu  Blog, infografías, podscast, etc.). ¡OJO! que en esta etapa aún no mencionas ni tu marca ni tu producto.
  • En el MEDIO DEL EMBUDO, tus potenciales clientes ya reconocen que tienen un problema.  A la vez, empiezan a interesarse en las distintas formas que existen para solucionarlo. Aquí ya puedes  presentarles diferentes soluciones existentes y dependiendo del caso, puedes comenzar a hablar de tu marca, pero sin profundizar demasiado.
  • En el FONDO DEL EMBUDO, están aquellos potenciales clientes  que ya identifican su problema y también saben que tu empresa es una opción para la solución que buscan. Es acá donde ya puedes invertir en contenido que explique directamente sobre tus productos o servicios, mencionando, por supuesto, tu marca. 

¿Qué beneficios tiene el embudo de ventas para tu negocio?

Entonces, ahora ya te estás  dando cuenta que si te ha costado atraer clientes, ha sido por no considerar estas etapas fundamentales. 

Al hacerlo, podrás visualizar los siguientes beneficios:

  • Conocerás mejor a tus clientes, abordándolos por medio de tu Blog y/o Redes Sociales,  de acuerdo a su etapa de compra.  
  • Potenciarás la productividad de tu contenido (¡no todo puede ser venta directa!).
  • Crearás nuevas oportunidades de negocio (si abordas a tu potencial cliente en la  etapa de compra que le corresponde, el factor de conversión será mayor).

Recuerda:  si no enfocas la venta como un PROCESO  y vas de “extraño”, tratando de conseguir clientes, creyendo que en un sólo paso está todo listo, cometerás un tremendo error y estarás dejando muchos posibles clientes sin ser atendidos.

Probar y Medir…

Debes considerar que no todas las estrategias funcionan para todos los negocios.  Para saber qué funciona y que no, hay que probar. Probando, mejoramos y lo que no mejoramos, se degrada.

¿Y cómo saber si tu Embudo de Ventas funciona o no?. Siempre midiendo.  Debes medir las Impresiones, las visitas, el número de Leads y por supuesto, las ventas (¡en este mismo orden!).  

Por lo tanto, conoce a tus clientes y enfoca tu contenido para las distintas etapas del embudo. Mal que mal, una venta es el resultado de un buen contenido.