El Diseño Web es un aspecto fundamental a la hora de crear un sitio web.  Se considera una vez que hemos definido la arquitectura de la información, con aspectos como árbol de contenidos, análisis funcional y wireframing.

 

Sin duda, el diseño web es la parte más creativa del proyecto e involucra la planificación, diseño e implementación del sitio, dándole un aspecto externo atractivo, funcional, intuitivo y capaz de llamar la atención de los usuarios.

 

¿Qué abarca el diseño web?

 

El diseño web tiene que ver con todos los componentes gráficos, involucrados en el proceso de interacción con los usuarios.

Incorpora los principios de diseño, para que el sitio luzca bien y también incorpora Usabilidad, permitiendo que los  usuarios logren interactuar, de una forma fácil, cómoda e intuitiva.
 

Bajo este criterio, siempre ha existido la polémica entre los especialistas, sobre qué es más importante en un sitio web:  si la estética o la funcionalidad. La respuesta sería encontrar un equilibrio entre ambos aspectos.

Desde el punto de vista del servicio que debe ofrecer un sitio web, se incluye, sin duda, la funcionalidad,  ya que es fácil de medir y mejorar, comparado con los gustos subjetivos sobre la estética.  

Sin embargo, un diseño web, consiste en hacer una combinación equilibrada entre estos 2 aspectos, de manera que la experiencia usuario (UX) sea positiva y satisfactoria, al generar la  interacción.

 

Ahora bien, la satisfacción de los usuarios frente al diseño web, depende de ciertas expectativas y conductas humanas al interactuar con la tecnología e información (texto, imagen, video, audio), como también, de los objetivos específicos que tenga cada segmento de usuario, con el que se genera dicha interacción.  

 

Diseño web y usabilidad, ¿cómo interactúan?

 

No podemos hablar de diseño web y dejar de lado la usabilidad.

 

La usabilidad es un concepto por el cual se mide la facilidad de uso de un sitio web, una aplicación o cualquier pantalla que genere interacción con los usuarios. Esta facilidad o dificultad de uso, dependerá estrechamente del diseño que se haya escogido para su desarrollo.

 

La usabilidad se basa en 3 principios:  

    1. Facilidad de aprendizaje:  el sitio web o aplicación que está en interacción con el usuario, debe ser fácil de usar e intuitivo, por consiguiente, debe tener una interacción efectiva.

       

    2. Flexibilidad:  cuantas más formas de intercambiar información entre el usuario y el sistema, más flexible y usable es.

       

    3. Robustez: se refiere al apoyo que recibe el usuario para ejecutar las acciones asignadas dentro de un sistema.

       

  1.  

Implementar usabilidad en el diseño web, trae beneficios relacionados con la reducción de costos de producción y optimización del tiempo en la realización de tareas, tanto en el diseño de sitios web (o aplicaciones móviles) como en su uso.

 

¿Qué expectativas tienen los usuarios con el diseño web?

 

El diseño web tiene una interacción inherente entre un sistema y los usuarios.  Estos últimos esperan que ocurran ciertos patrones, generados por sus expectativas tecnológicas, las cuales se originan de acuerdo a su experiencia de uso con otras tecnologías o plataformas que, por lo general, son las que han usado con mayor frecuencia.
 

Estas expectativas frente a la tecnología no necesitan raciocinio para ser satisfechas.  El instinto funciona con extrema rapidez y por eso, solo se necesita fracciones de segundo para sentir lo que está bien o no.

 

Por ejemplo, se genera una expectativa frente a la velocidad de respuesta de una función.  Sin ir más lejos, los compradores en línea esperan que las páginas carguen en 2 segundos o menos para ejecutar su compra.  

Así mismo ocurre, con los textos que son links en un sitio web.  El estándar muestra que estos son destacados en azul, de esta manera, el diseño web será más satisfactorio para el usuario, al ser presentado de esta manera, ¿verdad?.
  

Otro ejemplo, es que los usuarios esperan, instintivamente, que el menú principal de navegación de un sitio web, esté en la parte superior de la página, de manera horizontal.  Instintivamente, ¡es en ese lugar, donde se asume que estará la información general de la empresa que visitamos!.

Por lo tanto, el diseño web debe tomar las expectativas de los usuarios e integrarlas a la funcionalidad (usabilidad), de manera de dar un servicio óptimo, enfocado a  generar una experiencia de usuario (UX) positiva y lo más satisfactoria posible.

¿Qué elementos del diseño web le importan a los usuarios?

 

Debemos decir que la primera impresión es todo.  En esa misma lógica, el diseño web crea su primera impresión en 0,2 segundos.  


Un estudio de rastreo ocular publicado por la Universidad de Ciencia y Tecnología de Missouri (Estados Unidos), en el año 2012, mostró que
las personas crean una primera impresión del sitio web en dos décimas de un segundo, o menos.

Adicionalmente, a una persona le toma casi 2.6 segundos decidir si va a quedarse en el sitio o no.

 

Considerando esta información, la primera impresión de un sitio web, se basa en 6 elementos del diseño (según orden de importancia):  

    1. Logotipo del sitio web.
    2. Menú de navegación.
    3. Caja de búsqueda.
    4. Enlaces a redes sociales.
    5. Imagen Principal.
    6. Footer del sitio web.

El uso de colores apropiados en la página principal y en el fondo, también es un elemento que se debe considerar en el diseño, para hacerlo atractivo.

 

Sin duda, ¡vale la pena invertir en un diseño web, ya que nada está puesto al azar y todo tiene un objetivo!.


Si tienes presencia en internet y el diseño de tu sitio web no cumple con estas condiciones, considera pedir la asesoría de profesionales especializados en esta materia.

Te invitamos a conocer nuestro servicio de Diseño Web.