El e-commerce ha sido uno de los sectores comerciales de más crecimiento en los últimos añosConsiste en la compra-venta, distribución y  marketing de productos o servicios que se comercializan a través de internet.  

Este tipo de comercio, se ha transformado en uno de los mayores beneficios que el mundo digital ha dejado a quienes venden al detalle (o minoristas) y, sin duda, esto recién comienza. Una de las razones que explicarían esta tendencia, es el uso masivo de tecnología y el protagonismo que han adquirido los dispositivos móviles en el último tiempo.

Estados Unidos es quien lidera el comercio electrónico en el mundo y, por cierto, al ser el creador de Internet, comenzó el uso de negocios digitales, alrededor del año 1992.  En Latinoamérica, el mercado digital tiene aún mucho por crecer. El auge del e-commerce tomó mayor fuerza, a partir del año 2016, de la mano de Brasil, que lidera el 75% del comercio electrónico en Latinoamérica, seguido por México, con un 8,5%, de representatividad en este mercado.

Pero han sido estos últimos 5 años, que la presencia de los e-commerce se han posicionado como una verdadera forma de venta, mostrando, a escala mundial, un crecimiento superior al 20% en los próximos 2 años, creando un verdadero protagonismo de venta al terminar esta década.

El e-commerce y sus ventajas.  

Sin duda, el e-commerce ha abierto una nueva manera de hacer negocios.  Permite una buena oportunidad para emprender y vender, sin limitaciones geográficas que impidan comercializar.

La tendencia actual muestra un mercado online dinámico, inteligente, exigente, resolutivo, intuitivo y poderoso, que valora las ventajas de las transacciones electrónicas.  Y no es para menos, si consideramos que éstas tienen muchos beneficios:

    1. No hay que hacer filas
    1. Se puede generar la compra desde el lugar uno quiera.
    1. Los e-commerce están disponibles todos los días, en todos los horarios.
    1. Hay facilidad, rapidez  y fluidez para comparar precios y gestionar la compra
    1. Muchas veces, la venta por internet, entrega precios más convenientes que en tienda física.
    1. No se requiere dinero en efectivo.
    1. Permite una compra inmediata de productos digitales de descarga, como softwares, libros electrónicos, música, películas, entre otros.
    1. Se puede obtener una personalización de la compra y mejor experiencia de cliente
  1. Se puede dar seguimiento al despacho, posterior a la compra.

Pero las ventajas no sólo son para los clientes, también lo son para quienes venden.  Por ejemplo:

    1. No es necesario tener una tienda física de venta.
  1. Se puede ofrecer una amplia cantidad de productos.

Al no haber limitaciones ni condicionamientos de espacio, permite tener más productos disponibles (long-tail).

    1. No hay necesidad de manejar dinero en efectivo
    1. La gestión de inventario es más fácil y práctica:  los clientes pueden saber en el momento si está disponible el producto que buscan.  Por otro lado, se transforma también en una ventaja para la empresa que vende.
    1. Se reducen los gastos de personal
    1. Aumentan las posibilidades de encontrar más clientes a través de campañas de Marketing Digital.
  1. Mejora la posibilidad de comprar y vender productos más raros o menos comerciales.

Cómo se visualiza el e-commerce en el futuro

Las perspectivas de venta a través de un e-commerce van en alza para los próximos años. Se estima que incremente de manera importante el número de compradores online, generando más clientes que desembolsen dinero a través del comercio electrónico.

Es por esta razón, que el Marketing Digital cobra fuerza en esta nueva era de comercio, en la cual, se hace fundamental tomar Estrategias de Marketing que potencien las ventas y  fidelicen la marca, ante una competencia fuerte.

El valor de los datos acerca de los compradores (clientes), obtenidos gracias a campañas de Marketing online, cobrará cada vez más relevancia para la creación de campañas segmentadas y personalizadas.  Lo mismo ocurre con la calidad del contenido que contengan los e-commerce, ya que el foco debe ser resolver la mayor cantidad de dudas de los clientes/ usuarios acerca de sus productos y entregar confianza para la venta o servicio ofrecido.  

Y las Redes Sociales, ¿qué rol cumplen en el comercio electrónico?.  Son protagonistas en la comunicación de la empresa con sus clientes.  Facebook, Instagram, Twitter, Youtube, son plataformas que logran gran visualización y que, bien trabajadas, serán parte del impulso que el cliente necesita para tomar la decisión de compra.

Todo lo anterior, no puede ser válido sin  la existencia de medios de pago eficientes y cómodos para quien compra:  las tarjetas de crédito y débito seguirán presentes, con mejoras y evolución, como siempre sucede en el mundo virtual.

Y tú, ¿consideras que un e-commerce es útil, fácil y seguro para comprar o vender?.  Sé parte del mundo digital y no te quedes atrás. Contáctanos aquí